Home / Recetas / Aprende a hacer tu mantequilla casera con sólo dos ingredientes
Mantequilla

Aprende a hacer tu mantequilla casera con sólo dos ingredientes

Aunque la mantequilla ha ganado mala fama en los últimos años, lo cierto es que su consumo moderado no supone un riesgo para la salud y por el contrario podría aportarnos algunos beneficios gracias a muchas de las sustancias que la componen y que protegen nuestro cuerpo.  A menudo, las personas suelen confundir la mantequilla natural y saludable con las margarinas que venden en las tiendas y supermercados, las cuales están cargadas de aceites refinados poliinsaturados, calorías, conservantes y otros compuestos que no son buenos para la salud. Sin embargo, si aprendemos a diferenciar una buena mantequilla de las margarinas, podemos disfrutar de este alimento y, de paso, aprovechar sus beneficios.

¿Cómo preparar una mantequilla saludable casera?

Después de aprender a preparar esta deliciosa mantequilla casera no vas a querer volver a comprar esas margarinas que venden en las tiendas y que no son para nada saludables. Con tan sólo dos ingredientes, podrás hacer una mantequilla suave y deliciosa con la que podrás acompañar otros alimentos.

Ingredientes

  • 1/4 de crema de leche orgánica.
  • 3/4 cucharadita de sal.

¿Cómo prepararla?

  • En el tazón de la batidora de pie o dentro de un frasco grande con una tapa de buen cierre, vierte la crema de leche de tal manera que no superar la mitad de su capacidad.
  • A continuación, empieza a batir vigorosamente durante unos 10 minutos o más si es necesario, hasta obtener la textura deseada. Al batir vas a notar un líquido de color blanco que se desprende de la crema a medida que ésta va obteniendo una textura más firme. Ese líquido es suero y para hacer la mantequilla casera no lo vamos a necesitar. Sin embargo, si lo prefieres, lo puedes reservar para hacer otras preparaciones.
  • Sigue batiendo con mucho cuidado hasta que la crema elimine la mayor cantidad de suero posible.
  • Cuando ya hayas eliminado el suero, agrega una pizca de sal y bate un par de minutos más. Luego, cuando ya tenga una textura firme, pasa tu mantequilla casera por agua para facilitar la eliminación del suero restante. Coloca un tamiz fino para facilitar este procedimiento y listo. Tu mantequilla casera y saludable estará lista cuando ya se haya eliminado todo el suero.
  • Finalmente sólo debes poner tu mantequilla en un recipiente y mantenerla en el refrigerador. Bien conservada puede durarte hasta un mes.

Nota: si lo deseas, puedes saborizar tu mantequilla para darle un toque diferente y delicioso. Para ello puedes agregarle hierbas frescas como tomillo, albahaca, ciboulette (cebollino), entre otras, finamente picadas.

Si te gusto comparte y déjanos tus comentarios, son muy importantes para nosotros.

Fuente e imágenes.mejorconsalud.com
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *