Home / Buenos hábitos / Consejos para fortalecer el sistema inmunológico…
inmunologico

Consejos para fortalecer el sistema inmunológico…

Como todos sabemos y sobre todo en este último tiempo estamos expuestos a una constante invasión de un sin número de sustancias patógenas que tarde o temprano llegarán a enfermarnos como es el caso de virus, bacterias, hongos por nombrar sólo algunos. Nuestro cuerpo por  suerte cuenta con una forma sofistificada de defenderse que hace que pueda ser resistente a estos agentes extraños: el llamado sistema inmunológico.

Es fundamental para tener siempre las defensas considerar una serie de recomendaciones básicas que nos ayudarán a fortalecer nuestro sistema inmunitario.

 

Cómo fortalecer el sistema inmunológico:

1- Comer muchas frutas y verduras frescas es vital durante las estaciones más frías del año, en especial porque de esta forma nos aseguramos un buen aporte de vitaminas, sobretodo de la vitamina C. En estos casos, por ejemplo, podemos comer mandarinas, o bien un zumo de naranja natural cada mañana, ya que los zumos naturales siempre son más recomendados que los envasados.

 

 

2- Beber infusiones calientes (en especial gordolobo o el eucalipto), té en sí (recomendamos té verde o té blanco), o incluso caldos vegetales, de forma que ayuden a que nuestra garganta se recupere y la protejamos.

 

3- incluir en nuestra dieta cebolla y ajo, ya que tienen un efecto antivírico sumamente importante.

 

4- tomar extractos de miel y propóleo, ya que es ideal para las vías respiratorias por su poder antigripal.

 

5- Oligoelementos como el cinc o el selenio ayudan a fortalecer las defensas, mientras que el cobre resulta muy útil para combatir la infección de garganta.

6- No es recomendable abusar de la calefacción, pero sí ventilar bien las distintas habitaciones de nuestra casa para que el aire se renueve.

Aunque no lo creamos la mayor parte de los problemas de tipo inmune se deben al maltrato que le damos al sistema digestivo por una alimentación inadecuada debido a la escasez de fibra y exceso de alimentos fritos y grasas saturadas, así como a la ingesta de café, leche, azúcar y alcohol, a lo que hay que agregar al consumo elevado de antibióticos, corticoides, laxantes, inmunodepresores, etc.

FUENTE

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *