Home / Bebes, Niños, Familia / Técnicas para elegir el sexo del bebé antes de la concepción
images (2)

Técnicas para elegir el sexo del bebé antes de la concepción

bebes

Todos los padres y madres quieren-en mayor o menor grado- poder escoger el sexo del bebé ya sea por razones sociales o culturales, e incluso por motivos médicos. En efecto, es natural que si una pareja tiene ya uno o varios varones, desee poder dar a luz a una niña o viceversa, para experimentar la crianza de niños de sexos diferentes. A su vez, existen diferentes enfermedades genéticas, como la hemofilia, que se trasmiten o no a los descendientes dependiendo de si son hombres o mujeres, por lo que la selección en estos casos tiene mucho sentido.

Este deseo ha llevado a que se desarrollen toda una serie de técnicas, tanto naturales como de reproducción asistida -algunas con un alto nivel de éxito-, para permitir efectivamente la selección previa del sexo del bebé. Se suman a ellas, decenas de recetas caseras que prometen el mismo resultado, aunque muchas no dejan de ser simples conjeturas.

Técnicas naturales

En los últimos años se ha hecho muy popular el Método Shettles, llamado así por uno de los médicos que lo desarrolló. Como sabes, el sexo viene definido por la composición de las parejas de cromosomas del embrión: si es XX será una niña y si es XY un niño. El óvulo de la madre siempre tiene el cromosoma X, mientras que los espermatozoides pueden ser X o Y. En definitiva, es el cromosoma aportado por el hombre el que definirá el sexo.

Este método parte de la premisa de que los espermatozoides con cromosomas masculinos son más pequeños, más débiles pero a la vez más rápidos que los femeninos, y que ello debe combinarse con el ciclo de menstruación femenino. Así, si quieres tener un varón, deberás tener relaciones con tu pareja dentro de las 12 horas siguientes a tu ovulación, una sola vez y con una abstinencia previa de 12 horas a cuatro días. Si, por el contrario, deseas engendrar una niña, lo recomendable es que tengas sexo luego de las 24 horas de comenzada tu ovulación, con una abstinencia de dos días antes.

Otro método, expuesto por la bioquímica Adriana Baretta, se basa en la alimentación de la madre. Una dieta rica en potasio y sodio favorecen que nazca una niña, y si tiene alto contenido de calcio y magnesio, un niño. Con base en esto, se programa un régimen durante tres meses antes de la concepción, en la que se dará prioridad a la leche y productos lácteos, acelgas y copos de avena si se desea una niña, por ejemplo, y legumbres, frutos secos, embutidos y pescado, si se busca un niño.

<

Resultado de imagen para concepcion de un bebe

Reproducción asistida

Estas técnicas, pensadas inicialmente para casos en los que la concepción natural no es efectiva, también han encontrado uso para el supuesto en el que se quiere escoger el sexo del bebé. La más utilizada es la llamada citrometría de flujo, que además presenta una tasa de efectividad alta (alrededor del 90%).

La citrometría de flujo funciona así: con una máquina especial se separan los espermatozoides X de los Y, gracias a que ambos poseen tamaños y pesos diferentes, y luego se inseminan artificialmente, asegurándose de que se cuenta con el número suficiente para debilitar la pared del óvulo y permitir que al menos uno de ellos lo fecunde.

Adicionalmente, existen otras técnicas más complicadas, entre las cuales se incluye la operación de embriones para extraerle una o dos células, comprobar el sexo y luego implantar el que corresponda en el útero de la futura madre.

Remedios caseros

Si ninguna de estas técnicas te convence o está a tu alcance, siempre quedan los consejos de las abuelas, aunque no es posible garantizar sus resultados. De hecho, muchos son simples mitos populares sin base científica o médica.

Uno de ellos tiene que ver con la posición sexual y la profundidad con la que el pene penetre en la vagina. Entre más profundo, más posibilidades de que nazca un varón, por aquello de que son más rápidos aunque más débiles. Hay incluso quienes lo relacionan con la posición de la luna: si tienes sexo durante cuarto menguante, durante la noche y en día impar, nacerá niño. Si lo haces durante luna llena, en día impar y durante el día, será niña.

Igual de simpático es el llamado mito de la aguja: si colocas una aguja colgada de un hijo justo sobre la palma de tu mano y aquella se mueve circularmente, tendrás una niña; si la aguja se mueve en forma lineal, será varón.

Puedes escoger el que más se adapte a tus creencias, paciencia y posibilidades económicas.

 

Fuente. http://musiquera.com/

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *